Lo que queda del luto



De aquellos días en que hasta las tarjetas de visita y el papel de carta llevaban un reborde negro cuando se había producido un fallecimiento en la familia a los funerales actuales con los dolientes vestidos de colores, ¿hemos avanzado? Indudablemente sí en la medida en que las personas disfrutan de libertad para expresar sus sentimientos de la manera que prefieran, o no expresarlos en absoluto, y en que el sometimiento a unas normas tenía finalmente más de representación social que de verdadero dolor. Lee más

0 comentarios: