Glosario de la moda española

Una selección muy elemental de algunas prendas y complementos básicos en el vestido de la mujer española, compone el siguiente glosario: 
Albanega, desde el siglo XV, adorno de fantasía ajustado a la cabeza a modo de toca. Forma parte de la variopinta familia de tocados de origen mozárabe e influencia musulmana, como el "alfiniame", o los "alharemes" y los "almaizares", semejantes a turbantes del siglo XV español, usados también por los hombres. 
Almexía, túnica mozárabe del traje femenino. 
Arracadas, aretes o pendientes (desde la Edad Antigua).
Basquiña, presente en la indumentaria femenina española desde el siglo XV, combinada con el "gonete" y desde la segunda mitad del siglo XVI con el jubón. En el vestido popular se convirtió en la típica falda exterior fruncida en la cintura, que con el tiempo fue modificando su forma, tejido, decoración y uso. A partir del siglo XIX, se llamó así la falda de color negro usada para salir a la calle.
Berta, seductora banda de encaje o tela que remata el escote del traje, típica del siglo XIX. 
Bolero, prenda de busto, corta e inspirada en las chaquetillas de los toreros, muy adornada con bordados y popular desde ladécada de 1930. Son famosos el que luce la Maja vestida de Goya, y el diseñado por Balenciaga en 1940, bordado con cabujones de azabache. 
Chapel, tocado formando una diadema, típico del siglo XV.
Chapín o chapines, de origen español desde el siglo XV, lujoso calzado forrado con telas ricas, sin punta ni talón y provisto de una suela de corcho para dar mayor estatura a la mujer que lo llevaba.
Camisa margomada, y mangas "cosedizas" -de quitar y poner- con ribetes. Elementos del traje gótico (siglo XIII), caracterizados por la decoración en la parte alta de la manga de guarniciones o margomaduras rectangulares. 
Corsé o «corset», especie de fajado para aplanar el busto o para destacarlo, alto por delante y escotado por detrás, fue concebido en la Edad media y muy extendido a partir del Renacimiento. En el siglo XVI eran de láminas de metal forradas para no herir la piel. 
Gonete, pieza de influencia italiana («gonna» es saya), similar al zagalejo, que cubría el cuerpo hasta poco más abajo de la cintura. 
Manteo de debajo, falda interior confeccionada con bayeta o paño de lana basta, solapada por delante y muy usada en el medio campesino español, como alternativa de la saya o para abrigo por debajo de la basquiña. Con el tiempo su uso en la indumentario popular lo convirtió en falda exterior. 
Mantilla, prenda de paño, blonda o de otros tejidos y larga tradición no solo en Madrid sino en toda España, utilizado por la mujer para cubrirse la cabeza o protegerse del frío (con posibles reminiscencias en la población árabe de la península ibérica). Fabricado en seda, lana u otro tejido, adquirió cierta fantasía desde el siglo XVIII hasta el último tercio del siglo XIX.
Mantón, pieza de abrigo que se lleva sobre los hombros, tanto en España como en Hispanoamérica, alcanza el rango demanto lujoso y se conserva como objeto de la indumentaria tradicional hasta el siglo XX, a veces asociado o identificado con otras prendas como la mantilla y distintos tipos de chal. 
Mantón de Manila, amplio mantón cuadrado de seda decorado en colores vivos con flores, pájaros o fantasías, y rematado en todo su perímetro por flecos. De origen chino,79 se hizo muy popular durante el siglo XVIII en España e Hispanoamérica como complemento del vestuario femenino, quedando asociado a la mujer andaluza, la manola madrileña, el flamenco y en general el casticismo en la geografía universal de influencia hispana. 
Miriñaque, como la crinolina, fue un ingenio interior para dar cuerpo a las faldas gracias a un conjunto de aros flexibles y por tanto heredero del guardainfante.
Mitón, complemento femenino compuesto por una pieza enrejada que cubre el brazo del codo a la mano (hasta la mitad del pulgar y el comienzo de los otros dedos). Tiene antecedentes en los manguitos renacentistas y paralelismo con el mangotlevantino-catalán. 
«Panier», heredero en el siglo XVIII del "verdugado" renacentista y el guardainfante, como ellos servía para ahuecar las faldas; puede considerarse sinónimo de miriñaque, "tontillo" y "chillón".
Pelliza, desde el siglo XVIII, capa amplia y con capucha, ribete de piel y aberturas para los brazos (herederas de lasmaneras medievales). Fue adoptada en la vestimenta masculina para uniformes militares.
Pellizón o piel, túnica más corta que el brial, con mangas estrechas que se abren al llegar a la altura de la muñeca y adornada con cenefas y bandas de influencia bizantina. Recibe tal nombre por estar forado con armiño, conejo o cordero, pieles que quedaban ocultas bajo un forro de tela.
Pellote, 'traje gótico de encima', de uso mixto y típico de la indumentaria en España a partir desde el siglo XIII al XV; lo caracterizan las dos aberturas a los lados que dejan ver las caderas y parte del tronco. Un modelo ejemplar es el pellote de Leonor de Castilla (hacia 1244), compartiendo decoración con su saya, pero con dos franjas con inscripciones cúficas en la parte inferior.
Peineta, complemento ornamental para el pelo, originalmente fabricado de carey.
Refajo, falda de la vestimenta tradicional común en la Meseta Central española, la cornisa Cantábrica, el Levante yAndalucía. Se distinguen algunas variedades típicas como el refajo de listas, el de recortes, el de lentejuelas y el más burdo y popular de lana. 
Verdugado, especie de falda provista de aros -"verdugos"- forrados cosidos por su parte externa creando un cuerpo de campana. Se registra su aparición hacia 1468, y serían el modelo para otros 'inventos', como el guardainfante, el panier, el tontillo, el miriñaque o crinolina y el polisón.

0 comentarios: