Cuándo los hombres comenzaron a usar tacones altos

Zapato persa siglo XVII

Creo que los zapatos de tacón alto -o de aguja para ser más extremos- estilizan la figura y confirmarían el dicho que reza “para estar guapa, hay que sufrir“. Y digo guapa porque, salvo algunas excepciones, los zapatos de tacón alto suelen llevarlos las mujeres… aunque no siempre fue así. Para contestar a la pregunta que da título a este artículo, habría que preguntarse primero cuándo comenzaron a llevarlos.

De los primeros que tenemos conocimiento que utilizasen los zapatos de tacón fueron los arqueros a caballo persas. El calzado con tacón les permitía “anclarse” al estribo de sus caballos y, de esta forma, centrarse en disparar sus arcos recurvados con las dos manos. ¿Y cómo llegaron a Europa? A finales del siglo XVI, Persia se encontraba dividida por las luchas entre las distintas facciones que querían acceder al poder. Cuando Abbás el Grande subió al trono en 1588 pacificó el reino y pudo centrarse en recuperar los territorios perdidos a manos de uzbekos y el Imperio otomano mientras duraron las disputas internas. El reinado de Abbás, con sus éxitos militares y un eficiente sistema administrativo, elevó a Persia al estatus de gran potencia. Con el propósito de crear alianzas con el enemigo común -los otomanos- envió embajadas a las cortes europeas.

En 1599, Abbás envió una misión diplomática que recorrería Europa. Si los embajadores persas se llevaron varios pactos firmados para luchar contra los otomanos, dejaron la fascinación por la cultura y la moda persas. Aquellos zapatos de tacón, exóticos y viriles para los europeos, se convirtieron en la sensación de la aristocracia de toda Europa. Aunque no fuesen muy prácticos, por aquello de imitar las modas de los poderosos, el pueblo también comenzó a usar el zapato de tacón. Y la aristocracia respondió aumentando el tacón hasta convertirlo en lo que hoy llamaríamos “alto” (unos 10 cm.).


Ya en el XVII, la Francia de Luis XIV, el rey Sol, se convirtió en la primera potencia económica y militar, además de ser la corte que “marcaba tendencias”. El rey Sol promulgó un edicto por el que el tacón alto de color rojo sólo se permitía a la aristocracia… y esa fue la moda en el resto de Europa. Con la Revolución francesa (1789) caía el absolutismo, la monarquía, la moda ostentosa… y los símbolos de la aristocracia, como los zapatos de tacón alto.

0 comentarios: