¿Quieres tener hijos pero no puedes?


Hay muchas parejas con historial clínico de abortos recurrentes, fallos de implantación tras varios intentos de fecundación in vitro (FIV), alteraciones de la meiosis de los espermatozoides o mujeres que han llegado a una edad demasiado avanzada como para ser fecundadas. 

Si éste es tu caso, te interesa saber que en los centros IVI el 90% de las pacientes quedan embarazadas tras seguir un tratamiento adecuado que incluye la tecnología más avanzada, atención personalizada y acompañamiento durante todas las fases que dure dicho tratamiento. 

El DGP o Diagnóstico Genético Preimplantacional es el diagnóstico de alteraciones genéticas y cromosómicas en los embriones antes de ser implantados. Se trata de una técnica de reproducción asistida que requiere siempre un FIV con microinyección espermática o ICSI,  para lograr que los hijos nazcan sanos y libres de enfermedades hereditarias. Es gracias a esta técnica que IVI consiguió en 2006 que una pareja portadora de linfohistiocitosis tuviese un hijo por primera vez en el mundo. 

Por otra parte con el DGP se consigue una tasa de gestación del 30% y ha mejorado en un 40% la tasa de embarazo en mujeres de edad avanzada, ya que permite transferir el mejor pre-embrión una vez se ha estudiado el genoma. 

IVI dispone de un laboratorio específico para llevar a cabo el DGP y en él se estudia cada caso de forma individualizada. La alta cualificación de los biólogos y embriólogos que trabajan en él han convertido a IVI en un referente español y europeo en esta técnica. Tanto es así que otros centros sanitarios recurren a IVI para realizar este tipo de análisis. 

En su excelente web tienes toda la información que necesitas sobre IVI y sobre estos procesos, así como un listado exhaustivo de enfermedades monogénicas, un apartado de preguntas frecuentes y otro de historias reales que seguramente te motivarán para intentarlo. 

No por ser mejor IVI es más caro, y además te financian el 100% del tratamiento. 


0 comentarios: