Las hermanas Callot


Callot Soeurs fue una casa de modas abierta en 1895 en Paris y manejada por cuatro hermanas: Marie Callot Gerber, Marthe Callot Bertrand, Regina Callot Tennyson-Chantrell y Joséphine Callot Crimont. La más grande de las hermanas, Maire sabía el oficio de modista, y todas aprendieron de su madre el arte de realizar encajes y cordones manualmente.
Callot Soeurs vendió una línea de ropa conocida por sus detalles exóticos. Las hermanas estaban entre los primeros diseñadores en utilizar lamé de oro y plata para hacer los vestidos. Durante los años 20 eran una de las casas de moda principales de París, abasteciendo a una clientela exclusiva de toda Europa y los Estados Unidos.
Trabajaban con materiales exquisitos e inusuales, como la gabardina de goma y las sedas de China, con el orientalismo en el tema favorito. Ropa de calle, ropa interior, vestidos hechos a partir de tejidos antiguos, vestidos de época, ropa de encaje, bordados y prendas finas o trajes orientales. Sus ropas eran conocidas por su detalle exótico: mangas kimono, fajas de borlas, paneles de raso bordado o de terciopelo, medallones, etc. Su ropa interior era extraordinariamente femenina; camisones y camisas de seda de gasa, bandas de encaje de oro o de ramos de flores de seda.
En 1920 Callot Soeurs presentó el “manteau d’abate”: la capa corta y con vuelo desde los hombros de los abrigos y vestidos de noche.
Madeleine Vionnet fue aprendiz en Callot Soeurs a su regreso a París. Fue junto a las cuatro hermanas donde perfeccionó su técnica en costura, trabajando como primera oficiala de taller. Supo decir: “Gracias a las hermanas Callot hago Rolls´s Royces, de lo contrario hubiera hecho Fords”.
En 1928 Pierre Gerber, hijo de Marie Callot Gerber, asumió el negocio pero no pudo sobrevivir en un mercado altamente competitivo, y en 1937 el negocio cerró.

0 comentarios: