Tratamiento natural de la caspa

 

La aparición de las hojuelas puede reducirse, especialmente en aquellos que sufren de casos mansos de caspa, a través del cuidado personal apropiado. Algunas personas evitan, equivocadamente, lavar su cabello, creyendo que el efecto resecador del champú empeorará su caspa. Sin embargo, al lavarse el pelo con regularidad, la piel muerta de hecho es retirada antes de que pueda acumularse en hojuelas más grandes y notables. El uso de champús basados en ácidos ayuda a restaurar la acidez al cuero cabelludo, descomponiendo los aceites y evitando que las células de piel muertas se acumulen en montones visibles. Sin embargo, los champús con una medicación más mansa o champús no marcados para tratar la seborrea pueden tener poco o ningún efecto en el enrojecimiento y la irritación.
Las fomas severas de la caspa, particularmente si son acompañadas por la formación de hojuelas o escamas en otras partes del cuerpo, deberían tratarse por un dermatólogo. La caspa puede ocurrir en conjunto con condiciones de piel tales como la seborrea y la psoriasis.
La caspa varía de una persona a otra. Puede ser necesario probar varios champús con ingredientes activos diferentes (sulfuro de selenio, alquitrán, ácido salicílico, piritionato de zinc, ketoconazol) para encontrar el más adecuado para cada individuo en particular. Además, un individuo puede encontrar que alternar entre diferentes tratamientos sea más efectivo que apegándose a un régimen único, que puede volverse menos efectivo con el paso del tiempo
La caspa puede ser relacionada en algunos casos con mala nutrición, particularmente a deficiencias de zinc. El zinc puede ser encontrado en alimentos como las ostras, pavo, cerdo y algunos tipos de nueces.
La ingesta diaria recomendada de zinc ronda los 10 mg, menor para bebés, niños y adolescentes (por su menor peso corporal) y algo mayor para mujeres embarazadas y durante la lactancia.
Come una dieta saludable, equilibrada. Una dieta saludable puede ayudar a prevenir la caspa. Cerciórate de consumir significativas proporciones de zinc, ácidos grasos, Omega-3 y vitamina B. Evita la levadura y el azúcar en exceso. La investigación sugiere que la caspa está en parte, causada por un hongo que prospera en ambientes con presencia de levadura, grasa, azúcar, entre otros. Aunque esto no afecta necesariamente las condiciones de tu piel, tu salud total ayudará con cómo tu cuerpo responde al hongo que causa la caspa.

Tratamientos naturales para la caspa 
Los remedios caseros para deshacerse de la caspa son el vinagre de sidra (que es el patrón oro de los remedios caseros), la sal o el jugo de limón. Aplíquese el líquido al cuero cabelludo y permítasele permanecer por varias horas, hasta de la noche a la mañana, luego límpiese con un champú y un enjuague en la ducha. Una buena forma de aplicar el líquido es desde una botella de aerosol, o simplemente echándolo sobre la cabeza. El vinagre de sidra también se puede usar como enjuague después de aplicar el champú: el vinagre actuará tanto como funguicida para combatir la causa de la acumulación de células, como agente enjuagador, el cual enjuagará montones de piel antes de que aparezcan lo bastante grandes como para ser visibles.
Corta un limón por la mitad y frota el cuero cabelludo con ambos trozos. Deja actuar durante unos diez minutos y luego lava el cabello. La leche agria tiene el mismo efecto, pero no huele tan bien como el limón.
Envuelve muselina, 1 o 2 trozos de raices de jengibre fresco y hiérvelos en 600ml. de agua. Utiliza este remedio - después de del shampoo - en el enjuague final, aplicándolo en suave masaje sobre el cabello.
Ponte vinagre de sidra en el cabello, luego cúbrete la cabeza con una toalla y deja actuar durante una media hora. Después aclara con agua abundante. Repite tres veces por semana hasta que la caspa desaparezca.
Se ha encontrado que la actividad de eliminación de hongos que tiene el aceite de las hojas de un árbol de té (Melaleuca alternifolia) es útil en el tratamiento de la caspa.
Limita el uso de productos para el cabello. La laca de pelo, la crema batida (mousse) y el gel pueden contribuir a la caspa en algunas personas. Pueden también causar la sequedad excesiva de la piel, que puede causar la aparición de escamas o accionar reacciones alérgicas. Si notas la aparición de caspa poco después de comenzar a utilizar un producto nuevo, lo más probable es que la culpa sea de dicho producto: suspende su uso.

Champú de hierbas para el tratamiento de la caspa: Mezclar bien 10 gr. de salvia, 5 g de tomillo, 10 gr. de raíz de jabonera bien triturada y una pizca de hojas de ortiga seca. Hervir la mezcla durante 25 minutos. Filtrar bien y lavarse el cabello. ( Si el cabello esta muy sucio, o muy casposo, puede sustituirse la jabonera por dos tapones de jabón neutro para bebés.) Fuente: ferato.com

0 comentarios: