Una de las primeras mujeres filósofas: Hiparquía


Hiparquía (Maronea, Tracia, ca. 346 a. C. – ca. 300 a. C.) fue una de las primeras mujeres filósofas. De buena familia, lo dejó todo y salió desnuda de su casa para demostrar que no le importaban las cosas materiales. Se vistió como un hombre y vivió como tal, entre hombres, parece ser que ambos tenían unas ideas bastante radicales en torno al sexo y al amor. Convivió, pese a la inicial oposición ...de su familia, con Crates de Tebas y compartió con él la peculiar forma de vida de la escuela cínica. Teodoro el Ateo, que se reía de ella, le preguntó por qué no se dedicaba a las tareas propias de su sexo. Hiparquía, consciente de lo que podía haber de revolucionario en su actitud, le respondió: "¿Crees que he hecho mal en consagrar al estudio el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora?". Aparte de las "Vidas de Crates y de Hiparquía", de Diógenes Laercio, es muy recomendable leer la aproximación literaria de Marcel Schwob a la figura de Crates, en sus "Vidas imaginarias". «Yo, Hiparquia, no seguí las costumbres del sexo femenino, sino que con corazón varonil seguí a los fuertes perros. No me gustó el manto sujeto con la fíbula, ni el pie calzado y mi cinta se olvidó del perfume. Voy descalza, con un bastón, un vestido me cubre los miembros y tengo la dura tierra en vez de un lecho. Soy dueña de mi vida para saber tanto y más que las ménades para cazar.» A las mujeres, epigrama de Antípatro dedicado a Hiparquia (s.II a.C.). Antología, libro III.

0 comentarios: