Algo grunge



Seattle es una ciudad de vanguardia: en ella nació el grunge que luego ha quedado colapsado por la utilización que de él han hecho las agencias de publicidad y las multinacionales de la ropa y la música. Aquí se ha originado ese movimiento de protesta contra la globalización que ha arrancado adoquines en Praga para decirle a ministros y banqueros que no, que por mucho que se empeñen, no nos van a convencer de que esto es Jauja y debe haber alguna manera de que en un tiempo en el que los recursos tecnológicos son tantos y la economía navega a miles de nudos por hora en Occidente, no haya tantos millones de criaturas que viven con menos de un dólar al día. Viajeros

0 comentarios: