Coser o no coser a máquina




Medidas imprescindibles para el trabajo manual: Alto de pecho, espalda (curva o erguida), encaje de sisa, largo de piernas... En cambio, el traje confeccionado se cose a máquina y utiliza como base un patrón industrial.

El precio. Un traje a medida va de 600 a 1.200 euros, según las telas. El coste medio de uno confeccionado es de unos 360. Pero en el primer caso puede resultar más barato: La calidad y las casi inexistentes modificaciones en el corte de un traje clásico aseguran su duración.

Tela. Paño, alpaca, cheviot, cachemir, lana, tejidos naturales y orgánicos que se adaptan al cuerpo y transpiran mejor. En el patronaje industrial se emplean las mezclas de fibras acrílicas.

Costuras. En los trajes a medida, las costuras están calculadas para posibles oscilaciones de peso, de modo que si el cliente engorda unos kilos se le pueda dar una costura más. Buscando la perfección. Por eso, aunque pasen dos décadas, un traje artesanal luce impecable.

Forro. Una buena tela requiere un buen forro. Las entretelas nacen con el patrón y son básicas, porque en ellas se estructura la prenda. Los forros más apreciados son los de rayón alemán.

Remates. El acabado es una de las diferencias más significativas. Ojales, costuras, laterales, puntas de gavilán (el tiro), se rematan de modo artesanal, lo que vuelve a garantizar una mayor duración de la prenda.

Fente: http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080414/sociedad/arte-cortar-patron-frente-20080414.html

0 comentarios: