Trench


Fundado en 1856, la casa Burberry lo debe todo a Thomas Burberry, un par de pinceladas únicas y una idea cuanto menos genial. Retrocedamos en el tiempo.... En 1879, Thomas Burberry buscaba un material único que permitiera la creación de una prenda cómoda y resistente a la lluvia. Sus estudios tuvieron como fruto la gabardina.
Un tejido compuesto de hilos tan tupidos que eran capaces de resistir a la humedad. Thomas Burberry impulsó esta creación hasta dar con la fórmula secreta de sus primeros abrigos.

El éxito de este impermeable fue real. Los pedidos caían del cielo, hasta el propio ejército hizo uno. Thomas Burberry recuperó el diseño de los antiguos abrigos de los oficiales británicos que él mismo había diseñado hacía trece años para el Ministerio de Guerra. Le añadió hombreras y anillas de metal y listo: ¡así nació el trench!

A la vuelta del frente, los soldados conservaron el trench, introduciéndolos así en la vida civil. Pasaron los años y el trench seguía conservando su forma inicial. Se compone de 26 piezas de gabardina de diferentes tamaños, además de un cinturón con argollas.
Compuesto de botonadura doble, el trench se declina en los colores tradicionales como el kaki, el beige o el negro. El trench conserva las bandas de tela en el interior de la costura, inicialmente previstas para que se fijara mejor a las piernas y se adaptara mejor al cuerpo. Las mangas de estilo raglán con hebillas en los puños y en los hombros (para fijar los galones o para colgar los guantes de cuero, un sombrero o atar la correa de una bolsa) añaden al abrigo un toque chic único.

Imitado hasta el infinito, pero nunca igual, el trench Burberry se ve tanto en la calle como en el cine. Sin embargo, el modelo pierde algo al estar relacionado a lo largo de los años a movimientos más o menos reaccionarios.

Los punks se apropiaron del abrigo militar a finales de los 70. Durante los 80 se ven fans del trench de todo tipo. Durante mucho tiempo asociado a la izquierda más chic, son los intelectuales los que le confieren al trench el estatus de prenda que nunca pasará de moda, pero clásico a la vez.

Tuvimos que esperar hasta 1990, para que Burberry desempolvara su modelo. Al estilo de los años 30, en el que el forro se consideraba como una prolongación del modelo, Roberto Menichetti, Director Artístico de la casa, imprimió el estampado tartán característico de Burberry. El modelo terminó siendo un auténtico must. Son muchos los que se apropiaron del modelo para copiarlo a diestro y siniestro...

0 comentarios: