Nombres de telas

Batista: de “Baptiste”, nombre del primer fabricante, residente en la ciudad francesa de Cambray. Tela muy fina de lino o algodón, se usa para pañuelos de bolsillo, vestidos, camisas, etc.

Brocado: tejido de seda con bordado en relieve de hilos de metal o de seda más brillante, formando dibujos de flores, animales o figuras geométricas. Hay brocados que mezclan en distintos porcentajes el rayón, la viscosa y el algodón, de ahí su textura y grosor.

Chambray: tela blanqueada de algodón de hilos muy finos que toma su nombre de la ciudad francesa en donde empezó a fabricarse. Se usa para lencería, camisas, etc.

Chantillí: red fina con dibujos florales.

Charmeu o satén charmeusse: satén de seda suave con una trama gruesa o doble trama y con muy buena caída.

Chifón o sifón: tejido de textura muy suave; generalmente de seda, algodón, rayón o tercipelo. Le da una caída muy rica a los vestidos lánguidos o en capas.

Crepé: tela lisa, con caída, que puede ser de seda natural, lana suave o incluso poliéster. Es una tela doble faz, opaca y brillante. Es suave al tacto y tiene un bonito brillo natural.

Cretona: del apellido francés “Cretonne”, primer fabricante de este tejido. Es una tela estampada de algodón algo grueso. Se utiliza en vestidos sencillos de señora para campo y playa, cortinas y otros adornos de carácter doméstico.

D´alecon: es un encaje mas grueso que el Chantilly y es rebordado con cordón fino llamado cordoné.

Damasco: tejido de seda, algodón o lana, que combina hilos formando un rico estampado en relieve. También hay telas adamascadas que son más ricas porque se realizan con seda e hilos metálicos. Los corsets y faldas amplias quedan muy bien con este tipo de tela.

Denim, jean o vaquero: Es un tejido denso y fuerte de algodón y de ligamento de sarga. Explica una leyenda que el emigrante bávaro Levi Strauss abrió en 1850 un comercio en California en el que vendía a los buscadores de oro y a los vaqueros unos pantalones confeccionados con sarga de Nimes, (de done la denominación de “Denim”), la lona para las tiendas de campaña y los carros. También los marineros procedentes de Génova (en francés Gênes) llevaban estos pantalones, por lo que se llamaron más tarde “Jeans”. Su uso se extendió más tarde a los vaqueros de Texas. Se emplea para pantalones y ropa deportiva.

Dupioni de seda: seda natural con textura y brillo; al ser seda salvaje se arruga, sin embargo ahí radica su elegancia.

Encaje: tejido formado por hilos de seda, algodón, lino, oro o plata, torcidos o trenzados, de mallas, lazados o calados con motivos diversos. Hay distintos tipos de encaje:

Falla: tela con textura firme y mucho cuerpo y caída, con trama rugosa en seda y rayón. Es my fresca

Fieltro: esta tela no se obtiene en un telar a base de hilos y pasadas, sino que está compuesto de fibras dispuestas en todas direcciones y adheridas entre sí. Tiene muchas aplicaciones industriales, filtros, martillos y sordinas de los pianos, amortiguadores y topes elásticos, etc.

Gabardina: tejido de estambre ó de algodón, acanalado en diagonal y resistente. Se emplea principalmente para pantalones, trajes de chaqueta, vestidos, abrigos y gabardinas.

Gasa o muselina: tela fina y transparente hecho de seda tejida muy suelta, con caída, en la que algunos hilos forman ondulaciones. Se usa con frecuencia para hacer vestidos drapeados, volados y chales, al igual que faldas con mucho vuelo.

Gazar: seda natural tipo panamá. Es muy fina, pero a la vez tiene caída perfecta para una falda muy larga con cola. Hay de diferentes grosores, aunque la textura es siempre suave al tacto.

Georgette: tejido fino y leve de seda natural que admite bordados de diferentes dibujos.

Guipure o valenciensse: encaje espeso, grueso y consistente bordado sobre tul, con cintas y con aplicaciones de pedrería, perlas o cristal.

Lona: de Olonne, población marítima francesa, donde se tejía esta tela. Es un tejido de algodón y algunas veces de cáñamo, muy resistente y casi impermeable. Se emplea para velas de barco, tiendas de campaña, toldos, alpargatas, etc.

Mikado: seda natural gruesa con textura ligeramente muy granulada.

Moaré o moiré: tejido de textura fuerte al tacto con dibujos que forman ondas. Es más rígida que el tafetán.

Muselina: del árabe “muceli” de Mussul, ciudad de Irak. Es un tejido en algodón, poco tupido, ligero, traslúcido y de tacto suave que se emplea para hacer vestidos, etc.

Organdí: tejido de algodón muy fino, translúcido y algo más rígido que la gasa. También es posible encontrarlo en seda natural. Las dos características del organdí son su transparencia y su rigidez, la cual reaparece al planchar el tejido después de lavarlo.

Organza: entramado de hilos finos de seda que forman una delicada textura. Resulta casi transparente. Hay lisa opaca, también brillante y cristal, porque tiene un brillo muy especial. Se le pueden bordar figuras, principalmente flores. Algunas tienen calado. Esta tela se puede utilizar para talle y mangas, ya sea de manga corta o larga. La organza satinada es de seda espesa, muy tupida. También hay organza en mikado y rica organza bordada.

Otomán u otomano: tela gruesa y dura de seda con una textura de líneas finas en relieve.

Piqué: tela en algodón con textura en relieve. Sun nombre viene del francés “piqué” (picado). Se usa para vestidos de niño, señora, adornos, etc.

Raso o satén: en otros tiempos era un tejido de seda con acabado brillante, ahora se suele elaborar a base de acetato para lograr el raso cristal tan usado en vestidos de novia. Tiene cuerpo y mucho brillo. También lo hay satinado o mate, y es bastante accesible.

Seda: tejido milenario de origen chino, extraído de los capullos de los gusanos de seda. Existen muchas variaciones: seda artificial, natural, salvaje rústica. En la seda salvaje, el hilado es imperfecto y por ello queda con la trama irregular. Tiene gran cuerpo.

Shantung: imita a la seda salvaje en los nudos de la trama. Se puede conseguir en diferentes hilados y calidades tanto lisas como tornasoles. Su parecido con la seda salvaje lo hace único, pero es más económico. El revés de esta tela es brillante.

Soutache: es un cordón plano con el que se hacen distintos tipos de manualidades, bordados y en algunos casos hasta tejidos.

Tafeta: tela fina ligeramente armada.

Tafetán: del persa “tâftah” (hilar), “täfteh” (brillante). Es una tela de seda lisa, delgada, muy tupida y ligeramente tiesa, que tiene un tacto crujiente como la seda. Excelente para vestidos de noche y faldas en línea “A”.

Tul: tejido fino y etéreo hecho de seda, de algodón o de fibra artificial. Es el tejido de los velos de la novia y las faldas vaporosas por excelencias.

Tweed: recibió su nombre de un río escocés. Este tejido de lana es de apariencia voluminosa y fuerte, que originalmente se elaboraba a mano en los hogares escoceses. Se emplea para prendas de señora y caballero, chaquetas, faldas, etc.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

donde consigo la organza bordada..y la hay de color rosa mexicano o fiusha? me urge conseguirla, antes del viernes!
syre_downs@hotmail.com
Gracias!

Anónimo dijo...

bueno pzz q les puedo decir yo taba buscando nombre y aca encontre la mayoria pzz les felicito x zu pagna me zirvio d muxoo!!!:)